lunes, 21 de febrero de 2011

Anoche los amantes de los realities, y de la música, nos quedábamos un poquito huérfanos. Tele5 echaba el cierre a la 8ª edición de Operación Triunfo, se nos iba uno de los mejores formatos que ha dado la televesión española y lo hacía por la puerta de atrás, a pesar de los intentos de ofrecernos una gran gala de despedida.
No voy a entrar aquí a valorar las posibles causas del fracaso de la edición o del desgaste del concurso, simplemente me gustaría despedir a OT como se merece, porque ha sido un programa que me ha dado muchísimo en su largo recorrido, por lo que lo mínimo que puedo hacer es resaltar todo lo bueno que me ha ofreciendo en estas 8 ediciones a sus espaldas.

A nadie debería extrañar que este post estuviese plagado de videos de la primera edición, la del boom, la de Rosa, Bisbal y Bustamante, y Chenoa porqué no decirlo. Bueno, de casi todos sus primeros concursantes podríamos hablar largo y tendido, pero yo aqui quiero quedarme solo con varios de sus momentos más míticos:



Estaba claro que el mítico "Escondidos" de Bisbal y Chenoa tenía que aparecer por aqui, ya no solo por la gran actuación, sino por las implicaciones del tema para ambos. Aun así, yo me quedo con estas otras dos baladas...






De la segunda edición tengo los recuerdos más difusos pero yo era pro Ainhoa y por lo tanto me encantó que ganase. También me gustaban mucho Vega, Nika o Manuel Carrasco, pero si algo hay que destacar de esta segunda tanda es el magnífico tema que enviamos a Eurovisión de la mano de Beth:



Una lástima no encontrar el video de los ensayos de Sergio en ese tema, llorando frente al cristal, desgarrados. Sergio fue un buen ganador para esta edición, porque cada balada que interpretaba nos ponía los vellos de punta, pero yo hubiese preferido ver ganar a Soraya, con una facilidad para tocar todos los palos asombrosa. Ya solo por haber descubierto a alguién de su talla OT ya ha merecido la pena. De todos modos, también estría más que contento si fuse Victor el que se hubiese alzado con el triunfo, una gran voz con mucha personalidad y capaz de hacer muy grandes cosas.
Si, al fenómeno Idaira mejor no nombrarlo aquí.

La quinta edición tenía el listón muy alto, desde luego, pero consiguió mantenerlo en cierto modo gracias a la impecable Lorena, al vozarrón no valorado de Saray, al movimiento gay de José Galisteo, al histrionismo en todos los sentidos de Moritz y a la inclusión de Risto como miembro del jurado. Un Risto que ya daba pinceladas de lo llegaría a ser, pero en donde todavía no había cruzado la línea del insulto.
Para no saturaros mucho más, solo dos videos, dos auténticos momentazos para mi:






Merecidísimo el triunfo de Lorena, una gran gran artista que no entiendo como no se encuentra triunfando actualmente.

LLegamos a la sexta edición y con ella viene un ya artista Chiper, una buena voz como la de Noelia, el duende de Anabel, el portento de Sandra, la dulzura de Manu o la profesionalidad de Pablo y por supuesto, los chismes de Iván. Es la edición de la polémica Virginia, amada y odiada a partes iguales, y es que si algún defecto tiene Ot es que no soo se valora al artista por cómo es sobre escenario, de lo contrario, veríamos donde quedaba "Labuat".
De entre las grandes intepretaciones de esta edición, en mi retina siempre estarán:







Viendo lo que ha dado de si esta edición me queda todavía más pena por ver a Virginia ganadora, sobretodo teniendo a Sandra ahi, que puede ser todo lo zorra que querais pero sin duda es la voz de la edición. Tampoco disentiría si Chipper o Pablo se hubiesen alzado con el triunfo porque siempre han estado perfectos y profesionales en todo momento.

En la séptima edición la cosa ya comenzó a flaquear, y Risto ya perdió los papeles (y junto con él la Academia y el presentador). En ete casting se primó el físico, la cara bonita sobre la voz, el reality sobre el concurso y por tanto las cosas no fueron del todo bien. A pesar de eso nos introdujeron la grandeza de Brenda, la reencarnación de Bisbal en el guapísimo Angel Capel, la perfeccción de Sylvia y mi gran descubrimiento personal de Cristina, alguién con una voz que nunca imaginé pasaría por Operación Triunfo.





Y con las promesas de un OT a la vieja usanza, con el retorno de Nina como directora y la incorporación del magnífico Marco da Silva, llegamos a la octaba y última edición, de la que solo hemso podido disfrutar de 5 galas pero que aun así me ha dado una pena enorme su final (ya no solo por el final del programa en si, sino por que la generación tenía potencial).
No me cansaré nunca de alabar la presencia escénica de Moneiba, las posibilidades de Nirah, la grandiosidad de Alex, la peculiar voz de Jefferson, el estilazo de Josh o el inconmensurable Ramil. Y si, todo un puntazo la entrada de Geno de nuevo, quien finalmente cerró un ciclo: fue la primera expulsada de OT y la última.



No he mencionado a Nahuel y no ha sido un error por mi parte, ya que aunque a mi me gustaba, no le veo para nada merecedor del título de ganador, aunque sea de esta cutre edición. Moneiba tenía uqe haberselo llevado de calle, peor aun así ni siquiera entró entre los 3 finalistas...

Hasta aqui los momentazos imborrables que ha dejado Operación Triunfo en estos díaz años, con Soraya, Lorena, Rosa, Sandra y Moneiba en mi Top5 de voces femeninas (las que más han en el curso finalmente), con un apartado especial para Chenoa por ser tan todoterreno y para Vega por su personal estilo; Y con Bustamante, Victor, Sergio, Chipper y Pablo en mi Top 5 masculino. No importa el orden de preferencia, son todos muy grandes.

Una lástima tener que despedirnos así, pero muchas gracias a todos los que han hecho posible esta experiencia, desde los profesores, equipo técnico, concursantes, hasta presentadores y jurado (ay mi Coco Comín, supiste salir a tiempo). Gracias por todo el entretenimiento, la emoción y el cariño que me habeis regalado.
Hasta siempre...viva OT!



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada